miércoles, 1 de septiembre de 2010

BUENAS NOCHES MI LUNA, BUENAS NOCHES MI SEÑOR.


Buenas noches, mi diosa,
buenas noches mi luna.
Buenas noches, mi ninfa,
buenas noches mi musa.

Tus ofrendas de luz recibo en mi pecho,
en el desnudo y líquido torso varonil de mi altar.
Para ti mi amada luna soy tu sumiso corazón maltrecho.
Para los demás soy la guerra, la muerte, el destructivo, temible y poderoso MAR.

Pero para ti , NO , NO PARA TI NO, ¡! ohh mi venerado amor ¡!,
para ti solo ...soy tu gentil caballero, tu enamorado y altivo señor,
ese que por las noches te abraza galante,
como un fiel esclavo, siervo y amante,
sintiendo tu blanca y ardiente pasión.

Mis olas sostienen tu alma de luz, cual brillantes crestas,
a veces susurrando alaridos de tristeza,
a veces gimiendo de dolor y de pena,
a veces de rabia y de impotencia presas.
PORQUE ME TOCAS ... PERO NO ME TOCAS
CON TU LUZ. DE BLANCA Y NOCTURNA CIGUEÑA.

Pero siempre estoy llorando el desperdicio de tu belleza,
el despilfarro de TU PRECIOSA Y DELICADA alma,
la destrucción de tu luz SOBRE MIS MIL CRESTAS de luna llena,
que como la mortaja de un dulce, blanco y espumoso esperma,
cubre triste el cementerio de la brillante y húmeda arena.

Sé que algún día me amaras completo
uniéndote AL LECHO DE MI CUERPO
dejando por fin, que se fundan mis aguas en tu SENO.
Y cumplir asi mi destino aunque solo una vez sea esto HECHO....mi luna amada.